Bienvenidos - Welcome

Lejana, indómita, fría, salvaje, ventosa, inhóspita, remota, caótica...

Bella, majestuosa, mística, magnífica, misteriosa, soberbia, única, pintoresca, mágica...

Hay tantas palabras para definir este lugar... pero creo que lo mejor sería resumirlo en que es el sitio donde la naturaleza, la aventura y las leyendas se unen en este extremo del mundo...

Traducir / Translate

Seguidores

martes, 25 de enero de 2011

Sendero Población Rietman - Jardín Botánico Lago Puelo

Antes de entrar en el tema del sendero, les cuento que todo este tiempo que no estuve mostrando nuevas entradas fue que estaba ocupada con el tema de la mudanza justamente a mi lugar en el mundo... Ahora, ya instalada en Lago Puelo vuelvo a ponerme en contacto con ustedes... Quizas me cueste un poco más contestarles y ver sus blogs, estamos sin Internet todavia asi que dependo de los ciber de la zona para poder conetarme... DESDE LAGO PUELO LES MANDO SALUDOS A TODOS Y GRACIAS POR SEGUIR ESTE BLOG!!!!!!!!!!!


El señor Oscar Rietman vivió su infancia en un sector de lo que hoy es parte del Jardín Botánico de Lago Puelo y es el lugar que vamos a recorrer en esta entrada. 

Su padre, proveniente de Suiza, llegó hacia 1923 a ese lugar donde había 2 ó 3 pobladores... Su mamá, Ana Cuevas, era argentina y sus tíos tenían animales del otro lado del lago, por eso se llamó al lugar Cerro Cuevas.


Habían armado su casa en madera, estaba completamente hecha a mano desde paredes hasta las tejuelas del techo. Era de dos pisos con dos dormitorios; el baño no era mas que una letrina.

El bosque creció y la casa ya no existe; sólo quedan unas piedras donde antiguamente estaba el fogón.



Tenían frutales como manzanas, ciruelas, guindos y grosellas; además de rosales, narcisos y junquillos. Pero el bosque junto con la rosa mosqueta, la murra y el maqui invadieron todo...


Los que sí aún existen son los tres robles que hoy no dejan ver el cerro Cuevas...




 ...y los narcisos dobles que año tras año siguen floreciendo en medio del bosque anunciando la llegada de cada primavera.







Creo que en este sendero hay algo que queda demostrado claramente: más allá del esfuerzo y del trabajo del hombre, lo frágil que somos al lado de la fuerza de la madre naturaleza...


"Más vale soñar la vida que vivirla,
aunque vivirla también sea soñarla"
Marcel Proust

5 comentarios:

Katie dijo...

¡¡¡Yupi!!! ¡Finalmente llegó el día! Cuánto me alegro por vos, Patricia. Que tengas mucha felicidad en tu nuevo hogar, tu lugar en el mundo.

Esteban y Lia dijo...

Recibir noticias tuyas nos alegra, Patricia. Por fin ya te pudiste instalar en tu lugar en el mundo!!!

Paciencia que ya resolverás el temita de internet, mientras tanto este post nos dejo una muy linda historia.

los años pasan, las personas también... pero la naturaleza se renueva siempre para las futuras generaciones!!!

Saludos!!!

Aledys Ver dijo...

Muy lindo, Patricia! Tanta gente que llegó a esas tierras tan alejadas para quedarse, no? A ver si algún día toca visitar la zona y nos encontramos con tu foto contándonos lo que nuestros ojos van descubriendo... Que siga todo con suerte!!

tia elsa dijo...

Es muy cierto no se puede contra las fuerzas de la naturaleza. Muy linda entrada. Felicitaciones por haber logrados llegar a vivir en tu lugar en el mundo.Besos tia Elsa.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá Patricia, bela reportagem sobre a Natureza...Espectacular....
Cumprimentos