Bienvenidos - Welcome

Lejana, indómita, fría, salvaje, ventosa, inhóspita, remota, caótica...

Bella, majestuosa, mística, magnífica, misteriosa, soberbia, única, pintoresca, mágica...

Hay tantas palabras para definir este lugar... pero creo que lo mejor sería resumirlo en que es el sitio donde la naturaleza, la aventura y las leyendas se unen en este extremo del mundo...

Traducir / Translate

Seguidores

sábado, 31 de mayo de 2008

2º Etapa - San Martín de los Andes

Día 29/12/2007 - En viaje nuevamente...

 
Llegó el día de dejar Copahue y emprender viaje a San martín de los Andes. Luego de desayunar y de despedirnos de la gente que habíamos conocido, tomamos al micrito que hace el trayecto Copahue-Caviahue.

Apreciamos por última vez estos parajes desolados pero maravillosos, y hasta algo "exóticos" que tiene nuestra increíble Patagonia...
Llegamos a Caviahue donde tomamos el micro de Cono Sur que nos llevaría hasta Zapala. Como es común en esa zona y en tiempo de "veranada", tuvimos que parar varias veces por el paso de los crianceros con sus chivos que cruzaban la ruta, sobre todo en el sector del Cajón del Hualcupén.




Arribamos a Zapala con tiempo suficiente para almorzar unas empanaditas antes de tomar el micro de Albus que nos llevaría hasta San Martín de los Andes. Durante este trayecto lamentablemente el cielo estaba bastante nublado, así que podíamos ver muy poco de las montañas que estaban a uno de los costados de la ruta... Llegamos al fin a la terminal de San Martín... que lamentablemente no coincide con la belleza del lugar, parece que se quedó en el tiempo, está bastante deteriorada.
Tomamos un remise para ir hasta el apart Peumayén, donde nos quedaríamos durante nuestra estadía aquí. Es muy bonito el lugar donde se encuentra ubicado, más o menos a unas 7 cuadras del centro, pero en una zona alta, con calle de ripio, muy tranquila, muy verde y con una vista muy buena... Nos dijeron que a esta zona la llaman Altos del Sol, y es uno de los lugares más lindos. El apart estaba bien puesto, y completo, con solarium, pileta, hidromasaje, gimnasio, quincho... Acá van algunas fotos del lugar:


Después de acomodarnos nos fuimos caminando hasta el centro para recorrer un poco y de paso comprar provisiones y al final regresamos al apart a descansar.

Día 30/12/2007

A la mañana siguiente el día amaneció muy feo, así que desayunamos tranquilamente y nos fuimos a caminar un rato por el centro , pero se largó una lluvia bastante fuerte. Así que al mediodía nos volvimos para el apart. Ese día deberíamos haber ido al Chapelco, pero nos llamaron de la agencia "El Refugio", donde habíamos contratado las excursiones vía internet, desde Buenos Aires, para ver si nos parecía de correr esa excursión para otro día. Así que la tarde nos quedó libre, y como la lluvia había parado (aunque seguía muy nublado, ventoso y frío) nos fuimos caminando hasta el lago Lácar.



Anduvimos caminando por la costa del lago, el muelle, el centro, las plazas, nos tomamos un cafecito.. Volvimos, cenamos y nos fuimos a dormir, así nos podíamos levantar temprano, ya que nos habían confirmado la excursión de jornada completa que haríamos al día siguiente. Un comentario más... Estuvimos averiguando los precios para la cena de Fin de Año, pero nos pareció una barbaridad gastar ese dinero en cenar (prefiero gastarlo en excursiones)... entonces nos fuimos a hacer compras y nos trajimos para preparar nuestra cena: ciervo, trucha, quesos ahumados, aceitunas... hasta el champagne!!! Y encima nos sobró $$$$!!!!!!!!!!




Día 31/12/07 - Último día del Año...

A las 9.30, de acuerdo a lo que nos habían avisado, la gente de "El Refugio" pasó a buscarnos para hacer la excursión al Lago Huechulafquén, y poder cumplir uno de mis sueños que era tener al Lanín cerquita...




























La primer parada fue en Junín de los Andes, donde tuvimos la oportunidad de visitar la Iglesia Nuestra Señora de las Nieves, Santuario de Laura Vicuña, muy venerada por la gente del lugar. La iglesia llama la atención porque hay mucho simbolismo mapuche, como por ejemplo, el Cristo que cuelga del techo no aparece crucificado, sino como dando un paso adelante y con los brazos abiertos como si quisiera abrazar a alguien; la cruz tiene los 4 brazos iguales representando como en el kultrum, los 4 puntos cardinales (este: lado bueno porque de allí sale el sol; oeste: lado malo porque allí se esconde el sol; y el Sur y el Norte, lado no tan bueno ni malo).



















El altar tiene piedras y del sagrario corre agua como si fuera un manantial; detrás hay dos imágenes, una de un cordero (el Bien, el Cordero de Dios) y de un chivo (el Mal, representando al diablo por los cuernos). Los vitraux de los ventanales representan al kultrum, la cruz y una copa con ostias, dos hojas de maitén (árbol sagrado de los mapuches) y las patitas del choique. En las paredes hay toda una franja que son tejidos realizados por mujeres mapuches. De allí nos llevaron a la oficina de Parques Nacionales, para comprar la entrada al P.N.Lanín, y de paso anduvimos por la plaza y un paseo artesanal, donde conseguí unos lindos guantes para mi mamá de esas lanas calentitas...


Seguimos camino hasta el lugar donde el lago Huechulafquen descarga sus aguas en el río Chimehuin, completamente transparente y lleno de truchas, paraíso de pescadores de todas partes del mundo...

video



















Lamentablemente el que estaba jugando a las escondidas era el Lanín... estaba completamente tapado por las nubes, y yo que esperaba tanto para verlo!!!!!!! Pero en un pequeño momento asomó la punta blanca y paramos para sacar las fotos de rigor...

Continuamos camino hasta Bahía Cañicul, donde almorzamos en el restaurant del camping que administra una familia mapuche y recorrimos la bahía... es un lugar increíblemente bello...



Luego nos dirigimos a Puerto Canoa, donde tomamos el barco "José Julián" con el que navegamos por los lagos Huechulafquen y Epulafquen. El Huechulafquen tenía las aguas muy calmas, y de un color azul violáceo oscurísimo; no saben la profundidad exacta del mismo porque las sondas a los 500 metros deja de medir y pasaba esto...



Entramos en el lago Epulafquen (en mapuche es segundo lago) pasando por una angostura que en pleno verano la profundidad apenas llega a los 2,50 metros. La vista era de montañas con sus puntas aun cubiertas de nieve, muchísima vegetación y cascadas de deshielo que se distinguían desde el barco.











Vimos la desembocadura del arroyo El Escorial en el lago, y llegamos al Escorial propiamente dicho. Este fue un río de lava que expulsó el volcán Achen Ñiyeu y que después de recorrer varios kilómetros se solidificó en el lago.















 Es llamativo ver que en el escorial ha crecido un bosque bonsai... los árboles característicos de la zona, de 20 a 25 metros de alto aquí no tienen más que 4 a 5 metros... La montaña que se ve detrás es el volcán Achen Ñiyeu, del que surgió la lava que formó el escorial.

Luego de ver todas estas maravillas, regresamos, tomando un rico chocolate hasta Punta Canoa con sus playas oscurísimas... Pero del Lanín, ni noticias.. tapadísimo...!!!!!!!!!!! Ya en la combi, tomamos rumbo al lago Paimún. En el trayecto pasamos por las dos hosterías de la zona, donde para conseguir lugar hay que reservar con 1 año de anticipación... Recorrimos la Capilla María Auxiliadora del Paimún, rara, por ser una mezcla de iglesia latina con iglesia ortodoxa y a esto sumado los símbolos mapuches...



A unos pasos de allí el lago Paimún nos regalaba una de las vistas más bonitas de este viaje con sus aguas verdes(exceptuando por supuesto al Lanín, que acá deberíamos tenerlo encima...pero no se veía ni medio).



Ya al final, regresando, todos muy contentos por los paisajes vistos pero un poco cabizbajos, nuestro deseo se hizo realidad y por un ratito el susodicho volcán se mostró en todo su esplendor!!!! Para mí el Lanín es una de las montañas más bonitas que tenemos, y como es tan alto al lado de los cerros que lo rodean parece más majestuoso.



Sumamente satisfechos pero cansados, llegamos a San Martín de los Andes para bañarnos y preparar nuestra cena de Fin de Año, con todas las exquiciteses que habíamos comprado. Por supuesto hablamos con nuestras familias y recibimos el 2008 lejos de casa, pero muy tranquilos, en un lugar de ensueño... Lamentablemente este año se suspendió el festival que hacen en la costa del lago, por prevención con el tema de los fuegos artificiales y el riesgo de incendios forestales, ya que el alerta estaba muy alto por la sequía. Una pena...


Día 01/01/08 - Primer día del nuevo año...


Nos levantamos sin apuro y con la idea de tomar el barco para ir hasta Quila Quina a pasar el día, ya que se presentaba muy lindo. Pero después de llegar al muelle nos enteramos qu eel barco no salía por ser feriado (1º de enero!!!). Así hubo cambios de planes... Despues de andar un poco por la costa, aprovechando el sol y el calorcito volvimos hasta el apart a almorzar. A la tarde partimos rumbo al mirador Bandurrias, por supuesto que caminando...



Llegamos al lugar donde sale el camino, al lado de la planta de tratamientos de efluentes y empezamos a subir y subir y subir... entre bosques y con hermosas vistas al lago que se veía cada vez más abajo, bien color turquesa.

 

















Después de bastante andar llegamos a la segunda tranquera (la 1º está abajo apenas se toma el camino). Aquí los mapuches que tienen estas tierras cobran $1 por peatón para llegar hasta lo más alto del mirador...



Al llegar arriba de un lado se ve todo el lago Lácar, el cerro Abanico y las montañas que aún tenían sus picos nevados, ademas de sentir que el viento en cualquier momento se lo lleva a uno!!!!


















video

Del otro lado se puede apreciar San Martín de los Andes, la costa con los barcos y el cordón del CHapelco. Hacerlo todo caminando es un poco cansador, pero es un trekking fácil y vale la pena el esfuerzo, aunque tambien se puede llegar en auto hast ala segunda tranquera. El panorama desde arriba es hermoso!!!!! Nos quedamos un rato tomando unos mates protegidos del viento y admirando la vista del paisaje. Luego de haber apreciado contantas ganas el panorama emprendimos el regreso lentamente... Por suerte el descenso es menos cansador y más rápido, asi que aprovechamos un poco más del verde del bosque y del lago que se veía entremedio de los árboles. Ese día no hicimos nada más que regresar al apart, ducharnos, comer y acostarnos ya que al día siguiente teníamos que levantarnos bien temprano para la próxima excursión...

video


Día 02/01/08 - Siete Lagos

A las 8.00hs en punto pasaron a buscarnos para hacer la excursión. Por suerte nos tocó la misma guia (Candelaria) y el mismo chofer (Jorge) que nos había llevado al Huechulafquen. Transitamos por la ruta Nº 234, la de los Siete Lagos...










La primer parada fue en el mirador del lago Machónico y la siguiente fue una parada imprevista para que podamos sacar unas fotos a los lupines en flor que cubrían los costados de la ruta... En general ya no están tan florecido en enero, pero como el invierno se había alargado tanto, la floraciónde los lupines y de las rosas se retrasó bastante. Nosotros agradecidos!!!!



Seguimos camino admirando los paisajes que nos brindaba esta ruta. Así llegamos a la cascada Vulignanco, una linda caída de agua, entre piedras y flores... Luego pasamos por los lagos Flakner y Villarino, que están uno muy cerca del otro y fuimos hasta el lago Escondido, tan verde como la vegetación que lo rodea...


Lago Falkner

Lago VillarinoLago Escondido



Una hora más tarde llegamos a las orillas del lago Correntoso, a lo de los Quintupuray, familia mapuche que tiene un camping y hostería... y unas tortas fritas espectaculares!!!!!!!!! Aquí vimos a una mujer vestida con ropas estilo aborigen pero que no era mapuche, más tarde nos enteramos que era Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz hace unos años atrás.



Pasamos por Ruca Malén y llegamos al lago Espejo, pro ese día era muy ventoso, así que de espejo nada de nada... Al final llegamos a Villa Angostura, con el lago Nahuel Huapi a un costado.
Fuimos hasta el Messidor, residencia veraniega del gobernador y luego a la zona de los muelles.



Nos dieron bastante tiempo para almorzar y caminar por el centro comercial de Villa Angostura, que al igual que San Martín de los Andes, estaba llena de rosas de todos colores.


Después volvimos a la ruta pasando por río Correntoso que une el lago del mismo nombre con el Nahuel Huapi, y a cuyas orillas se levanta el Hotel Correntoso, remodelado hace poco tiempo. Pasamos por dos lagunas, una llamada Ceferino en honor de Ceferino Namuncurá y otra denominada Bailey Willis, compañero del Perito Moreno. Continuamos nuestro viaje hasta desviarnos por la ruta con rumbo a Villa Traful, entre bosques cerrados de coihues. El camino va en subida hasta llegar en su punto más alto llamado el Portezuelo a 930 metros. Cruzamos varios arroyos hasta encontrarnos con el lago Traful.


Llegamos a Villa Traful, cuya entrada es un guardaganado y la villa es muy pequeña pero pintoresca, como de libro de cuentos. El lago Traful nos mostró un hermoso color azul, con los picos aún nevados de los cerros circundantes. Primero fuimos hasta el Mirador del Traful, mejor conocido como Mirador del Viento (muy bien ganado ese nombre...!!!!) Es un gran peñasco que cae a pique en el azul del lago y que ofrece una magnífica vista.



video

Fuimos luego a la villa y estuvimos recoriendo su muelle y su capilla, toda en madera. Más tarde tomamos un rico té con tortas a la sombra de un pequeño arrayán y tras el descanso emprendimos el regreso.






A la vuelta a pedido de algunos de los que iban en la combi paramos en el arroyo Pedregoso a sacar unas fotos y seguimos. Al Camino de los 7 Lagos lo están asfaltándo, pero es una obra bastante compleja ya que hay que tener en cuenta queen ciertos sectores tienen que dinamitar, on otros hacer terraplenes, ensanacharlo donde hace falta, además de tomarse el trabajo de sacar los retoños y replantarlos... aparte está el tema del clima, ya que entre las lluvias y la nieve es poco el tiempo que hay en el año para hacerlo... Esperemos que el día que esté terminado este camino no pierda el encanto y se transforme en una más de las tantas pistas de carreras que tenemos...







Día 03/01/08

Para este día teníamos reprogramada la excursión al Chapelco, así que despues de desayunar aprovechamos para ir al centro a hacer las típicas compras de recuerdos, chocolates, etc.... A la tarde nos pasaron a buscar en un auto y fuimos comentando el tema del volcán LLaima, que en el camino de Neuquen-Zapala se podía ver la nube de cenizas...La primer parada fue en el mirador Arrayán, desde donde se puede ver San Martín de los Andes, los cerros Abanico y Curruhuinca, y el lago Lácar.



video

Después seguimos camino hasta la base del cerro Chapelco, donde en verano se realizan actividades como trekking, canopy, tobogán, cabalgatas, mountain bike... Era muy raro para mí ver el cerro en verde, ya que todas las veces que había estado allí estaba cubierto de nieve... Parecía muy diferente... Como siempre, subimos a lo que antes llamabamos "huevo", porque eran blancos, pero ahora están pintados de diferentes colores, para llegar a la estación intermedia, donde está la confitería Antulauquen.



De allí subimos a la silla cuádruple Graeff, caminamos un pequeño trecho para luego tomar la silla que nos llevaría hasta la cumbre del cerro Teta. Desde allí la vista es asombrosa... se puede ver el lago, San Martín y todo su crecimiento a lo largo de la ruta, los volcanes Villarrica y Choshuenco, con sus cumbres nevadas, y destacandose sobre todos los cerros de la zona, el Lanín... Que este día no tenía ninguna nube alrededor, asi que se lo podía ver claramente...

Después de un buen rato y unas cuantas fotos, bajamos tranquilamente... Y regresamos al apart. Como era bastante temprano aún, aprovechamos para ir a la pileta, que no llegamos a usar nunca, pero pudimos tomar unos ricos mates hasta que el sol fue cayendo... Lamentablemente había que ir a preparar los bolsos, llegaba el fin de estas vacaciones inolvidables...

Día 04/01/08 - El regreso a casa...

Aprovechamos nuestras úlitmas horas en San Martín para hacer una caminata hasta el centro. Anduvimos por la costa y nos tomamos un café mirando el lago, que ese día estaba con un color azul maravilloso. Cuando fue la hora, regresamos al apart y esperamos que nos pasaran a buscar la gente de "El Refugio", que nos regaló el traslado hasta la terminal.


Subimos al Vïa Bariloche, esta vez en "directo a Buenos Aires" (ya habíamos tomado suficientes micros a la ida a Copahue y en el trayecto Copahue-San Martín de los Andes)... Desde la ruta podíamos ver al Lanín en toda su plenitud, así que aproveché a sacarle las fotos que no pude en la excursión al Huechulafquen.

El viaje fue my tranquilo hasta que en Plottier se le cortaron las correas al micro y en medio de un caos en el que nadie entendía nada nos subieron a otro micro, para llevarnos hasta Cipoletti donde nos pondrían en otro micro... Al final nos dejaron en ése y sin ningún otro percance llegamos a "nuestra querida" Buenos Aires...

F I N